14 agosto 2017

Turismofobia.

Hemos creado un turismo sin control, invasor y devorador de espacios. Surgen movimientos contra ese tipo de viajeros, pero no somos inocentes. No equivocamos el preferir cantidad en vez de calidad.

Es conocido el movimiento contra el turismo surgido en Barcelona por parte de grupos antisistema. Un turismo invasor, que proporciona beneficios (para unos pocos) impide que el ciudadano normal pueda hacer uso adecuado de los servicios públicos (transporte, sanidad...) o, simplemente, poder moverse por las aceras de su ciudad.

El afán de beneficiarse del turismo es uno de los motivos de esta invasión. Y, en mi opinión, tiene mucha culpa la hostelería (que siempre gana, en fiestas, bodas... cualquier evento) y que utiliza la infrestructura de una ciudad o un país en beneficio propio, lo que sí es legítimo. En años previos se ha ofrecido al turista una imagen de que en España todo está permitido: viajes baratos, alcohol casi gratis, desmadre en cualquier lugar y momento, falta de calidad en la oferta turística, picaresca, permisividad... y esto pasa factura. Los desmanes en Mallorca, Salou... no son gratis. 


Se ha buscado el beneficio basado en la cantidad y no en la calidad. Hemos creado en nuestras ciudades un entorno de permisividad, bajos precios y servilismo al turista que nos ha llevado a llamar a un turismo de borrachera y no a un turismo de cultura.

Los habitantes de las ciudades muy turísticas perciben que los clientes son los turistas y no los vecinos de toda la vida. Ruidos, suciedad, subida de precios, alojamientos ilegales y fuera de control, con convivencia imposible... y el lunes hay que madrugar para ir a trabajar.

No se debería protestar contra el turismo. Se deberá protestar contra la generación de puestos de trabajo precarios, cuyos beneficios acaban en manos de otros.

España ha sido un país de pícaros. Engañar ha sido considerado, a veces, tristemente,  como un síntoma de inteligencia. Y me refiero a personas de la calle y de la alta sociedad y política vieja y nueva.

Cambiar esto ahora, va a ser difícil. Tratar de hacer ciudades con turismo respetuoso como Mónaco... es una utopía.

Otro motivo de esta invasión puede ser la enorme proliferación de alojamientos ilegales. En Barcelona se prohibió la creación de nuevos hoteles; como consecuencia existe un crecimento exponencial de los hospedajes ilegales. Pero esto tiene una fácil y rentable solución (y sé de lo que hablo, a personas conocidas les han multado al sufrir una inspección): Crear un cuerpo de inspectores (cientos, miles... serán rentables) que controlen cada uno de los pisos de alojamiento ilegal en las ciudades que no desean más turismo.

Quizás no interese. Nos movemos en una dualidad turismo sí/no que puede hacer temblar nuestra propia economía; no olvidemos nuestro potencial turistico.

Por otra parte, en el bando de la protesta, tenemos un grupo de antisistemas, desestabilizadores de la convicencia, oportunistas a quienes no les preocupa el turismo pero sí el llamar la atención y desestabilizar (a cambio de nada). Y conocen el juego: los propios vecinos que protestan se convierten automáticamente en antisistema (incluso los abuelillos que han visto cómo se pierde la paz de su barrio).

Y las protestas no son inocentes y solo dirigidas contra el turismo. Se trata de una protesta contra el propio estatus políticos del país. Esto se ve claro cuando en zonas en las que está casi prohibido hablar y rotular en español, podemos ver pancartas en perfecto castellano. En ese caso quien protesta contra el turismo no es una ciudad o una región, es España. Eso afecta a todos, incluso a quienes piden que el turismo de esas zonas nos lo envíen a nuestra vieja e histórica, de verdad, tierra.

Entonces... ahora no nos quejemos. Se veía venir. Técnica del avestruz...

31 julio 2017

Anamorfosis

Es una técnica ingeniosa de perspectiva usada para dar una imagen distorsionada del sujeto representado en una pintura cuando se ve desde el punto de vista usual, pero de tal manera distorsionada que si se ve desde un ángulo especial o si se refleja en un espejo curvo, la distorsión desaparece y la imagen en la pintura resulta normal. Derivado del término griego que significa trasformar, el término anamorfosis se utilizó por vez primera en el siglo XVII, aunque esta técnica había sido una de las más curiosas consecuencias del descubrimiento de la perspectiva en los siglos XIV y XV. Los primeros ejemplos se encuentran en las notas de Leonardo da Vinci. 

Ha sido empleado por grandes pintores como Escher, Dalí... y en enorme número de grafittis callejeros dibujados en el suelo. Exige un manejo inusual de la perspectiva. 


En esta imagen de Escher, podemos ver cómo el autor y su entorno se reflejan en una esfera reflectante que aquel sujeta en su mano izquierda.

Todo el mundo ve a diario ejemplos de anamorfosis: Cuando accedemos a un cruce, podemos ver pintada el el suelo la palabra "stop". Desde el punto de vista del conductor, parece una palabra de tamaño y perspectiva normal. Pero si nos situamos sobre las letras, podemos ver que se trata de signos de tamaño super largo en la dirección en que se mueve el conductor.

Otro ejemplo de anamorfosis en el suelo:

Dibujo real:


Sin embargo, situándose en el lugar apropiado (mirando desde el fondo de la imagen), este mismo dibujo se aprecia con todo su  esplendor:


Otro ejemplo espectacular fué creado por Salvador Dalí. A partir de una foto de la actriz Mae West, creó una habitación completa sustituyendo los rasgos faciales de la estrella de Hollywood por muebles, cortinas o cuadros. 



Como anécdota recuerdo que, hace muchos años, una periodista realizó una entrevista a Salvador Dalí sentado sobre los labios de Mae. En un momento dado, la entrevistadora le pidió permiso para sentarse junto a él, a lo que Dalí respondió: ¡No, no es usted digna de ocupar este lugar!
 
Uno de los primeros cuadros en los que se empleó esta técnica fue pintado por Holbein el Joven (1497-1543). Se trata de "Los embajadores". En este cuadro aparecen dos personajes con ricos ropajes y, entre ellos un misterioso objeto blanco. Ese misterioso objeto es un cráneo humano dibujado mediante la técnica de anamorfosis.

 Imagen extraída de The National Gallery (Londres)


Efectivamente, es un cráneo deformado.  Holbein produce este efecto por medio de una técnica llamada anamorfosis oblicua: la imagen se reconoce cuando la persona que mira el cuadro se coloca en el lado lateral de la obra para mirarla oblicuamente.


Cuando quien mira el cuadro se sitúa en el lugar adecuado, lo que ve es:


Veamos otro vídeo:


Conclusión:


Al realizar una anamorfosis forzamos al observador a buscar un determinado punto de vista previamente establecido, desde el que el elemento cobra una forma proporcionada y clara. Le obligamos a cambiar de perspectiva, a buscar la manera mirar más adecuada, a cambiar su punto de vista y, de este modo, ver y comprender.

27 julio 2017

¿Clasificación de los olores?

Existe un listado de sabores, pero ¿por qué no existe de olores?
 
Siempre hemos sabido que existen varios sabores: dulce, salado, ácido y amargo. Los que tenemos cierta edad hemos visto que se añadía uno nuevo: umami (1). Incluso se habla de nuevos sabores como "oleogustus" (sabor a grasa) o "sabor a almidón" (propio de alimentos ricos en almidón o azúcares complejos). 

Para que cualquiera de estos sabores sea apreciado por el ser humano, la lengua debe tener los correspondientes receptores que lo identifiquen.

Por otra parte, sabor y olor están íntimamente relacionados (todos sabemos la pérdida de sabor de los alimentos cuando nuestro olfato no funciona, por una gripe, por ejemplo). Detectamos infinidad de olores (se calcula que el ser humano es capaz de detectar 10000 olores diferentes); somos capaces de recordar situaciones, lugares o personas por el olor, después de muchos años. Pero la preguntas son: ¿Somos capaces de definir un olor? ¿Todos los humanos percibimos los mismos olores y nos provocan la misma sensación?

El sentido del ofato es el más primitivo, directo, provoca sentimientos, perdura en la memoria, pero... ¿cómo funciona?

Para que algo huela, debe poseer, entre sus componentes quimicos, sustancias volátiles. Estas sustancias, viajan por el aire hasta nuestra nariz en cada inspiración. En ella poseemos un conjunto de neuronas  sensibles olfativas que forman tejidos especializados: pituitarias.



Poseemos dos tipos de pituitaria: roja y amarilla. Poseen células  con cilios (prolongaciones) en las que las moléculas de las sustancias olorosas encajan "como una llave en una cerradura". Se crea una señal, que es enviada por el nervio olfatorio y procesada por el encéfalo.

Si una persona no percibe olores se dice que es anósmica. En el lado contrario, están las personas con un olfato privilegiado que son capaces de identificar olores individuales entre una mezcla de estos. En este sentido merecen mención especial las personas que trabajan en la elaboración de perfumes, capacitados para detectar matices olfativos en bajísimas concentraciones; estas personas coloquialmente son llamados "narices".

Si nos piden definir un olor, frecuentemente lo hacemos en función del objeto que lo produce: olor a naranja, rosa... pero ¿existe alguna clasificación?

Se ha intentado muchas veces. Platón ya diferenciaba entre olores agradables y desagradables. Linneo lo amplió a 7 tipos en función de plantas cuyo olor nos evocan efluvios corporales o recuerdos:  olorosas, fuertes, ajo, cabra, sudor, etc... En el siglo XX, J. Amoore los clasificó en alcanfor, almizcle (2), menta, flores, éter, picante y podrido.

Actualmente, utilizando métodos matemáticos se reconocen diez categorías de olor: fragante/floral, leñoso/resinoso, frutal no cítrico, químico, mentolado/refrescante, dulce, quemado/ahumado, cítrico, podrido y acre/rancio.


La detección de un olor por las células olfativas es un proceso tan complejo en el que la propia simetría de la molécula (idéntica composición química pero diferente orientación espacial de sus átomos) influyeen el olor apreciado.

Además de la complejidad de la clasificación de los olores, existen componentes externas que modifican la percepción/interpretación de estos: componentes sociales, culturales y personales.

Los olores tienen una influencia importante en las emociones y, por tanto, en los recuerdos (un bebé reconoce a su madre, por el olor) y el aprendizaje (¿recuerdas, por ejemplo, el olor de un lápiz?).

Los olores son capaces de cambiar nuestro humor, provocar emociones o evocar recuerdos. Si pudiéramos guardar nuestra "historia de olores" y poder abrirla voluntariamente, podríamos desatar torrentes de emociones a nuestro gusto.

-------------
 (1) Umami: Definido como el quinto sabor. Palabra japonesa que significa "sabor agradable". Identificado en 1908, asociado al  glutamato (natural o aditivo químico). El primer encuentro del ser humano con el sabor umami se realiza al probar la leche materna.

 (2) Amizcle: Sustancia de muy mal olor que se extrae de ciertas glandulas situadas en la zona anal de algunos animales. Muy caro. Uilizado en bajísima concentración confiere calidad al perfume y desaparece su olor fétido (las mofetas poseen esta glándula y utilizan su mal olor como mecanismo defensivo. Existen, afortunadamente, almizcles sintéticos (para extraer el almizcle de un animal, es necesario sacrificarlo). En los perfumes suele aparece con la denominación de musk

23 mayo 2017

Desalinización del agua (I)

Desalinización del agua, conocido además como desalación del agua es un proceso físico-químico utilizado para eliminar los minerales del agua, y hacerla  apta para el consumo humano y el riego.

¿Por qué el agua disuelve las sales minerales?

Porque es un disolvente polar.

Polar no significa aquí que proceda del polo. La palabra viene del concepto de "polaridad"

¿Qué es la polaridad?

La molécula de agua está formada por dos tipos de átomos: hidrógeno y oxigeno. La geometría da por lógica una estructura lineal de la molécula H--O--H

Pero, afortunadamente, no es así. Si la molécula de agua fuera lineal, el ser humano no existiría; ni ningún ser vivo dependiente del agua,.

La molécula del agua es angular:



 El motivo de la aparición de ese ángulo de más de 104 grados es debido a la presencia de un par de electrones del oxigeno que "reclaman" su espacio. Este par de electrones repelen a los electrones del enlace oxígeno-hidrógeno y provocan la desaparición de la estructura lineal.

A su vez existe una propiedad relacionada con la "avidez" electrónica. El oxígeno es un elemento químico electronegativo, el hidrógeno electropositivo. Esto significa que el oxígeno va a tirar hacia sí mismo de los electrones del enlace O-H creando una asimetría de carga. El centro de a carga negativa se desplaza hacia el oxigeno y el de la positiva hacia el hidrógeno, creando lo que se llama un dipolo.

Sobre el oxígeno aparece una carga parcial negativa (δ-)  y positiva (δ+) sobre el hidrógeno. Con el valor de estas cargas parciales y la distancia entre ellas, se calcula el llamado momento dipolar de la molécula. La molécula se comporta como si de un pequeño imán se tratara.

La sal, cloruro sódico, NaCl, se disuelve en agua ya que su molécula se disocia (rompe) en catión sodio, Na+ y anión cloruro  Cl

Teniendo en cuenta que cargas de diferente signo se atraen, la molécula de agua se orienta y rodea a ambos iones mediante la reaccion de solvatación. En este caso, al tratarse de agua, recibe el nombre de hidratación. Los iones hidratados se apartan del cristal de sal y se dispersan en el seno del disolvente formando la clásica disolución. En la reacción de solvatación, se desprende una cierta energía que habrá que suministrar en el momento que pretendamos desalinizar el agua.

Es sabido que agua salada no es apta para el consumo humano ni para el riego. Por éste motivo, debe desalinizarse. 

¿Qué agua se emplea en la desalinización? 

 • Agua de mar.
 • Aguas continentales con exceso de algunos iones.
 • Aguas salobres.
 • Aguas procedentes de EDAR (Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales), ubanas o industriales.



Técnicas de eliminación de sal

Las más utilizadas, en todo el mundo, son:
  - Ósmosis inversa
  - Destilación (destilación)

Agua de mar.  

La composición del agua del mar varía según su origen o según las características marinas, siendo de mayor concentración de sales en lugares cálidos con poca renovación como en el Mediterráneo, y menor en lugares semicerrados con abundantes aportes continentales como el mar Báltico.

Sin embargo el agua no sólo lleva sal. Viene acompañado de contaminantes como:

• Hidrocarburos.
• Materia  orgánica,  sustancias  tensioactivas  (detergentes),  elementos  nutrientes y microorganismos aportados por las aguas residuales urbanas y ganaderas.
• Metales pesados.

• Compuestos organohalogenados.
• Sustancias sólidas.

Por tratarse de casos muy específicos, no se considera la contaminación radioactiva por vertido de radioisótopos, ni la contaminación térmica.


Las principales vías de entrada de la contaminación a la plataforma continental son los aportes fluviales y los emisarios submarinos, pero no debe desdeñarse la vía atmosférica y la procedente de la navegación, especialmente en la contaminación de aguas profundas. Y también la derivada de la presión turística en las ciudades de las costas.

 
Las captaciones de agua salada para las plantas desaladoras están en la franja litoral o costera que con diferencia, es la que soporta la mayor parte de la contaminación marina y contiene la mayor riqueza biológica.


La contaminación de las aguas marinas puede incidir de manera muy importante en las diversas fases del proceso de desalación, de modo que al elegir un emplazamiento para la captación del agua de mar, es fundamental conocer previamente su calidad y los riesgos de contaminación presentes en la zona.




Esquema de planta desalinizadora





 


Aguas continentales con exceso de algunos iones


En las aguas continentales es posible encontrar diversos grados de salinidad y una composición química aún más variable que en el agua de mar. Por ejemplo, en algunas regiones, existen aguas cuya salinidad global es inferior a 1 g/L, pero que presentan una alta concentración de algunos iones como nitratos, sulfatos, calcio o magnesio, o algunos contaminantes; lo que impide que puedan ser transformadas en agua apta para consumo humano por medio de tratamientos convencionales. En estos casos, la aplicación de la tecnología de desalación permite aprovechar estos recursos hídricos para el abastecimiento humano. Frecuentemente se trata de aguas de origen subterráneo, aunque también pueden ser superficiales.


 
Aguas salobres.


Se considera que el agua es salobre cuando su concentración de sales disueltas se encuentra en el intervalo de 1 a 10 g/L. Aunque el agua salobre puede ser de origen superficial, generalmente procede de acuíferos costeros en contacto directo con el mar. Los acuíferos de aguas salobres de origen fósil completamente aislados del mar, son también potencialmente útiles en la desalación.


Por definición, las aguas salobres de procedencia subterránea tienen una elevada carga de sales minerales. Adicionalmente, pueden contener otros elementos capaces de ensuciar y atascar las membranas; como sucede con los coloides, el hierro, el manganeso, los compuestos orgánicos volátiles (COVs), bacterias anaerobias del tipo Clostridium spp., etc.


Cuando las aguas son de procedencia superficial, pueden presentar mayor cantidad de sólidos en suspensión, materia orgánica de origen natural, algas, color, flora bacteriana muy variada, etc. Generalmente su composición química es más variable a lo largo del tiempo, lo que representa una dificultad añadida en los procesos de desalación.

Aguas residuales depuradas
 


Hoy por hoy, las aguas residuales depuradas no se contemplan como fuente directa para producir agua potable; pero sí pueden ser regeneradas para otros usos. Sin embargo, la elevada salinidad que en ocasiones presentan, las hace inadecuadas para su reutilización como aguas de riego o para recarga de acuíferos. En estas circunstancias, la aplicación de la desalación constituye un posible tratamiento terciario que facilita su regeneración y su reutilización. 

Procesos de desalinización: Los veremos en siguientes posts. 


 

18 abril 2017

Punto Nemo

Todos conocemos una serie de puntos con nombre propio, pero quizás no conozcas este: Punto Nemo. 

El Punto Nemo, situado en la Tierra, es tan remoto, que con frecuencia los astronautas son los seres humanos que se encuentran más cerca de éste.


El punto Nemo, en realidad se llama "polo oceánico de inaccesibilidad", fue llamado así en honor al personaje creado por Julio Verne.

Nemo significa "nadie" en latín, algo que luce apropiado, pues es raramente visitado por los seres humanos.

El Punto Nemo está localizado a unos 2700 km kilómetros equidistante de las costas de tres lejanas islas. Al norte tiene a la Isla Ducie (una de las islas Pitcairn), al noreste a Motu Nui (islote de la Isla de Pascua y lugar más occidental de Chile) y hacia el sur a la Isla Maher (Antártida).

 Imagen de wikipedia.

El polo oceánico de inaccesibilidad fue oficialmente señalado en 1992 por el ingeniero croata-canadiense Hrvoje Lukatela, quien calculó sus coordenadas utilizando un programa de ordenador especializado que incorporó la forma elipsoide de la Tierra para lograr una precisión máxima.

Al ser un lugar alejado de toda civilización es utilizado por las agencias espaciales de Rusia, Europa y Japón como  "cementerio espacial". Más de un centenar de objetos espaciales desmantelados ocupan ese vertedero en el que se encuentran, entre otros, fragmentos de satélites y de la estación espacial Mir. Además, las corrientes oceánicas capturan la basura, depositándola en este lugar. La  profundidad del océano en este lugar es de 3700 metros.

El bloop, nombre dado a un sonido ultra-baja frecuencia detectado por la NOAA estadounidense en varias ocasiones durante el verano de 1997, y cuya fuente sigue siendo desconocida, tiene su origen en la región del punto Nemo.

Las coordenadas de este insólito lugar son:  48 ° 52.6' sur, 123 ° 23.6’ oeste.

06 abril 2017

La timidez de los árboles


"La timidez" es en botánica un fenómeno por el cual ciertos árboles mantienen entre ellos una distancia llamada "grieta de timidez"



La timidez entre árboles es un fenómeno observado en algunas especies arbóreas, en el cual las copas de árboles frondosos no se tocan entre sí, formando un dosel con brechas.   En inglés también es conocido como canopy disengagement, dosel shyness, o intercrown spacing. El fenómeno es más prevalente entre árboles de la misma especie, pero también ocurre entre árboles de especies diferentes. Existen muchas hipótesis de por qué la timidez entre árboles es un comportamiento adaptativo, aun así investigaciones importantes sugieren que este fenómeno puede inhibir la propagación de plagas.

Se trata de unas separaciones llamadas "ranuras de la timidez", que suelen medir entre 10 y 50 cm.



Imagen de Wikipedia

No se sabe el motivo exacto, pero se barajan varias hipótesis.
  •  Puede tratarse de un curioso fenómeno biológico alelopático (fenómeno biológico por el cual un organismo produce un compuesto bioquímico que influyen en  otros organismos), muy poco conocido, más frecuente entre árboles de la misma especie.
  • Puede ser debido a que los brotes son sensibles a la fricción de las ramas mecidas por el viento, lo que provoca claros en el dosel.
  • Los brotes son sensibles a los niveles de luz y dejan de crecer cuando se acercan a ramas próximas.

Robles y pinos son buenos ejemplos de arboles tímidos, incapaces de tocar a sus vecinos mas cercanos.


Para saber más.