30 diciembre 2013

Obsolescencia programada y consumo

Somos consciente de que con el paso del tiempo, todo se rompe o queda obsoleto con un único objetivo: Que la rueda del consumo siga girando y funcionando.

¿Por qué los productos electrónicos duran cada vez menos? ¿Cómo es posible que en 1911 una bombilla tuviera una duración certificada de 2500 horas y cien años después su vida útil se haya visto reducida a la mitad? ¿Es compatible un sistema de producción infinito en un planeta con recursos limitados?

La obsolescencia programada es uno de los eufemismos empleados en economía para ocultar numerosas prácticas nefastas que sólo persiguen el beneficio de unos pocos. Como señala Annie Leonard en La historia de las cosas, la obsolescencia programa “es la elaboración consciente de productos de consumo que se volverán obsoletos en el corto plazo por una falla programada o una deficiencia incorporada”. Este documental realizado por TVE nos muestra nuevas aristas y da cuenta de numerosos productos expresamente diseñados para que dejen de funcionar apenas se cumple la garantía.

La motivación económica que los productores tienen para elaborar productos con una vida útil limitada es inducir intencionalmente a los clientes a seguir comprando nuevas versiones de estos productos a medida que falla o muere el anterior. Esto plantea la pregunta de rigor: ¿Por qué el mercado no castiga a los productores que utilizan la obsolescencia programada, y no beneficia a la producción de productos durables? La respuesta está en que el actual sistema de mercado sólo se interesa en el factor precio, y es el precio, es decir un factor financiero, el que regula la totalidad de las economías modernas.

Como las economías modernas se basan en el deuda y el crédito, gran parte de los productos se planifican para durar mientras se siguen pagando, de tal forma de crear una dependencia entre producción, consumo y crédito, donde los flujos financieros se constituyen en el motor central que mueve a la economía, haciendo que el sistema financiero justifique su existencia. La obsolescencia programada, “es el motor secreto de nuestra sociedad de consumo”.


Este es el auténtico derroche del sistema, y a medida que esto ocurre, en beneficio expreso de las grandes corporaciones, los escasos recursos del planeta se agotan y el medio ambiente se ve afectado por montañas de residuos que deterioran la calidad de vida. Es la gran paradoja del actual modelo capitalista que permite a las empresas producir y vender productos diseñados para fallar en un plazo breve, solo para mantener al sistema artificialmente a flote, con una idea de falso crecimiento, mientras el medio ambiente y los consumidores son los grandes perjudicados.

27 diciembre 2013

Premios lg Nobel 2013

Desde hace ya varios años, la mejor previa a la entrega de los premios Nobel es la de los Ig Nobel, una parodia creada en 1991 por Marc Abrahams, editor y cofundador de la revista Anales de la Investigación Improbable, cuyo propósito es evidenciar estudios científicos serios, pero que suelen ser bastante absurdos o inútiles. Irónicamente, los premios Ig Nobel gozan de cierto prestigio, e incluso la ceremonia de premiación se realiza en el Teatro Sanders de la Universidad de Harvard.
Este 2013 los ganadores ya han sido anunciados y premiados, en casi todos los casos, por estudios que sorprenden por su excentricidad. A continuación presentamos a los galardonados:
  • Paz: El premio de la Paz fue otorgado al presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, por declarar ilegal aplaudir en público y hacer que arrestaran a un hombre que aplaudió a pesar de tener sólo un brazo.
  • Salud Pública: Las amputaciones de pene fueron el foco del Premio de Salud Pública, de la mano de Kasian Bhanganada, Tu Chayavatana, Chumporn Pongnumkul, Anunt Tonmukayakul, Piyasakol Sakolsatayadorn, Krit Komaratal y Henry Wilde. En 1983 el equipo de Tailandia recomendó una manera de controlar una epidemia de mujeres que amputaban a sus maridos, que había ocurrido en los 70s. La técnica intenta la restitución de penes que han sido amputados, frecuentemente por esposas celosas. Sin embargo, dijeron que su técnica no era recomendada en casos en que el pene hubiese sido parcialmente comido por un pato (luego de la amputación). Era común mantener patos en las casas tradicionales tailandesas.
  • Arqueología: En representación de la Arqueología, Brian Crandall y Peter Stahl, presentaron un estudio que observó cuáles huesos se disolvían en el sistema digestivo humano al tragarse una musaraña muerta entera.
  • Psicología: Laurent Bègue, Oulmann Zerhouni, Baptiste Subra, Medhi Ourabah (Francia) y Brad Bushman (USA, UK, Países Bajos, Polonia) confirmaron científicamente que la ebriedad hace pensar a las personas que son más atractivas. Bushman, de la Universidad de Ohio State, Estados Unidos, dijo que era un honor que el trabajo de su equipo hubiese ganado un Ig.
En este estudio, se le preguntó a personas en un bar qué tan graciosas, originales y atractivas se consideraban. Mientras más alto su nivel de alcohol, más atractivos pensaban que eran. El mismo efecto se encontró en aquellos que creían estar bebiendo alcohol cuando en verdad bebían un trago placebo sin alcohol.
“La gente ha notado por mucho tiempo que los borrachos piensan que los demás son más atractivos, pero el nuestro es el primer estudio que encuentra que el beber hace que las personas piensen que ellas mismas son más atractivas”, dijo el Profesor Bushman a la BBC.
“Si te emborrachas y piensas que eres realmente atractivo, puede influenciar tus pensamientos y comportamiento hacia los demás. Esto ilustra que en la memoria humana, el lazo entre el alcohol y el atractivo es muy fuerte.”
También usaron jueces que evaluaron que tan atractivos eran los participantes. Los individuos que se creían más atractivos no fueron necesariamente evaluados así por los jueces. “Sólo era una ilusión en sus mentes. Aunque la gente pueda pensar que se vuelve más atractiva cuando se intoxican, otras personas (sobrias) no piensan lo mismo,” agregó el Profesor Bushman.
  • Medicina: Masateru Uchiyama, Gi Zhang, Toshihito Hirai, Atsushi Amano, Hisashi Hashuda (Japón), Xiangyuan Jin (China/Japón) and Masanori Niimi (Japón/UK) por estudiar los efectos de escuchar ópera en pacientes que recibieron un transplante de corazón de ratón.
  • Premio Conjunto en Biología y Astronomía: Marie Dacke (Suecia/Australia), Emily Baird, Eric Warrant (Suecia/Australia/Alemania), Marcus Byrne (Sudáfrica/UK) y Clarke Scholtz (Sudáfrica) por descubrir que cuando un escarabajo pelotero se pierde, puede encontrar su camino de regreso a casa mirando la Vía Láctea.
  • Ingeniería de Seguridad: Gustano Pizzo (USA), por inventar un sistema electro-mecánico para atrapar a quienes pretenden secuestrar un avión. El sistema deja caer al secuestrador a través de unas trampillas, lo sella en un paquete, y luego arroja al secuestrador a través de unas puertas especialmente instaladas en la bodega del avión, por donde es lanzado en paracaídas a tierra donde la policía, que ha sido alertada por radio, espera su llegada.
  • Física: Alberto Minetti (Italia/UK/Dinamarca/Suiza), Yuri Ivanenko (Italia/Rusia/Francia), Germana Cappellini, Francesco Lacquaniti (Italia) and Nadia Dominici (Italia/Suiza), por descubrir que algunas personas serían físicamente capaces de correr sobre la superficie de un estanque, si esas personas y ese estanque estuviesen en la Luna.
  • Química:  Shinsuke Imai, Nobuaki Tsuge, Muneaki Tomotake, Yoshiaki Nagatome, Hidehiko Kumgai (Japón) and Toshiyuki Nagata (Japón/Alemania), por descubrir que el proceso químico por el cual las cebollas hacen llorar a las personas es aún más complejo que lo que pensaban antes los científicos. 
  • Probabilidad: Bert Tolkamp (UK/Países Bajos), Marie Haskell, Fritha Langford, David Roberts, y Colin Morgan (UK), por hacer dos descubrimientos relacionados: Primero, que mientras más tiempo una vaca haya estado acostada, es más probable que la vaca se pare pronto; y segundo, que una vez que la vaca se pare, no es tan sencillo predecir qué tan pronto la vaca se acostará nuevamente.
Los ganadores tienden a ver los Ig Nobels como un honor considerable y de hecho 7 de los 10 ganadores (uno murió en 2006) asistieron a la ceremonia en Cambridge, US, para aceptar los premios por su propia cuenta.

06 julio 2013

Cigarras cada 17 años

Parece imposible, pero las Matemáticas y la lucha por la superviviencia de las especies están muy relacionadas. Existen formas de vida cuya perpetuación permite comprobar  que ecología y matemáticas se dan la mano. En la primavera de 1996 cientos de miles de cigarras nacieron a la vez en la costa este de los EEUU. Se reprodujeron ansiosamente, y murieron al cabo de un mes después de haber esparcido sus huevos. En 2013, 17 años después, lo han hecho de nuevo. Exactamente a mediados de mayo de 2013.

Esta especie de cigarra (Magicicada) tiene la característica de aparecer sólo cada 13 ó 17 años. Sus huevos y crías permanecen bajo tierra durante todo este tiempo. Toda la población madura de forma sincronizada con el único objetivo en sus 6 semanas de vida adulta de reproducirse. En junio, desaparecieron hasta su próxima visita en el año 2030.

¿Por qué ocurre esto? ¿Cual es la razón de que haya un comportamiento tan particular y tan matemáticamente regular?

En el caso de las cigarras, la intriga va más lejos. Ciclos de 13 y 17 años… ¿es casualidad que sean números primos?
Sincronizarse ayuda a ser inmunes a los depredadores. Aunque los pájaros se atiborren, hay tantísimas cigarras a la vez que la población en su conjunto no resulta afectada.
La sincronización en base a los números primos tiene un sentido parecido. Si las cigarras tuvieran un ciclo de por ejemplo 12 años, un depredador podría tener ciclos de 1, 2, 3, 4, 6 ó 12 años para coincidir con ellas. Con un ciclo de 13, sus opciones se reducen a 13 y a 1. Los investigadores especulan con nuevas teorias, pero a la vista de ésta se podría pensar que la evolución sabe matemáticas.

Como seres humanos, queremos saber. Es fascinante encontrar mecanismos tan matemáticos dentro de la naturaleza. Para eso necesitamos de la Ciencia, para saber. Y para poder saber, debemos conservar la naturaleza, incluyendo los hábitats de los bichos que se reproducen cada 17 años.




25 junio 2013

Tu huella de CO2

Se denomina efecto invernadero al fenómeno por el cual determinados gases, que son componentes de la atmósfera terrestre, retienen parte de la energía que la superficie planetaria emite por haber sido calentada por la radiación solar. Afecta a todos los cuerpos planetarios rocosos dotados de atmósfera. Este fenómeno evita que la energía recibida constantemente vuelva inmediatamente al espacio, produciendo a escala planetaria un efecto similar al observado en un invernadero. En el sistema solar, los planetas que presentan efecto invernadero son Venus, la Tierra y Marte. El efecto invernadero se está viendo acentuado en la Tierra por la emisión de ciertos gases, como el dióxido de carbono y el metano, debido a la actividad humana.

 La Huella de Carbono mide la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto. Calcular la huella de carbono personal va a permitir al ciudadano tener una visión global de su participación en el calentamiento global y tomar conciencia sobre el impacto que tienen sus emisiones de dióxido de carbono (CO2).

En España cada ciudadano emite 9,8 toneladas de CO2 al año, una cifra cercana a la media de los países más industrializados, donde se roza las 12 toneladas, según el informe "Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero en España (1990- 2007)", elaborado conjuntamente por el sindicato Comisiones Obreras (CC.OO.) y la revista World Watch. Un habitante de Mali o Bangladesh apenas emite de media 50 y 300 kilos de CO2 al año, respectivamente, mientras que un estadounidense alcanza las 21 toneladas.
Es decir, se puede emplear la producción de CO2 como indicador (en este caso negativo) del desarrollo de un país.
Si quieres calcular la cantidad de CO2 que tu tipo de vida genera, haz clic aquí.
Fuente de la noticia: http://twenergy.com/

07 mayo 2013

Las 115.000 toneladas de basura radiactiva olvidadas en el Atlántico Nordeste

Los 223.000 bidones con residuos nucleares lanzados en alta mar hasta 1982 no se controlan desde hace dos décadas, pese a las evidencias de fugas. Los países europeos estudiarán en 2014 si es necesario establecer un nuevo programa de vigilancia.

Hubo un tiempo en el que a las autoridades de los países con instalaciones nucleares les pareció una excelente idea deshacerse de sus residuos radiactivos arrojándolos en alta mar. Entre 1949 y 1982, ocho países europeos tiraron por la borda unos 223.000 bidones con 115.000 toneladas de basura nuclear en el Atlántico Nordeste, en ocasiones a sólo 200 kilómetros de las costas españolas. Eran desechos radiactivos de baja actividad procedentes de reactores atómicos, de instalaciones médicas y de la industria. Tres décadas después, los países responsables se desentienden de aquella barbaridad medioambiental. Los bidones siguen bajo el océano, sin prácticamente ningún control.

Greenpeace tratando de impedir el lanzamiento de los barriles radiactivos

Aunque el vertido de residuos al mar ha cesado, el material todavía puede fugarse de sus contenedores”, alertaba un grupo de científicos en 2010. La vida media de los bidones de hierro que encierran los residuos radiactivos oscila entre los 15 y los 150 años, aunque los que disponían también de una cubierta de hormigón podrían durar hasta un milenio. “La estrategia de eliminación de los residuos de baja actividad fue más de dispersión y dilución que de contención”, resumían lacónicamente los expertos, dirigidos por Tim Le Bas, del Centro Nacional de Oceanografía de Southampton (Reino Unido).
Los gobiernos de algunos países nucleares —Reino Unido, Bélgica, Suiza, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos y Suecia— pensaban que unas pocas decenas de miles de toneladas de basura radiactiva no se notarían en los 1.386.000.000 billones de litros de agua que hay en los océanos.
Algunos de estos bidones se encuentran en avanzado estado de oxidación.
Así se jugaban el tipo los miembros de Greeanpeace.
Noticias de 1985

 

01 mayo 2013

El corto animado más pequeño del mundo

Un grupo de átomos son las estrellas de la película más pequeña -no más corta, más pequeña- del mundo. Tan pequeña, que ha quedado registrada como tal en el Libro Guinness de los Récords.
 El rodaje estuvo a cargo de científicos-cineastas de la empresa de tecnología IBM, quienes manipularon átomos individuales sobre una superficie de cobre para realizar el filme, que se llama "Un niño y su átomo".

242 fotogramas

La clave para la realización del corto está en el funcionamiento del STM, en el que una aguja de metal extremadamente afilada y con carga eléctrica se pasa sobre la superficie de una muestra de material. Cuando la punta se aproxima a las texturas de la superficie, la carga eléctrica "salta la brecha", gracias al denominado "efecto túnel", descrito en física cuántica.

Microscopio de efecto túnel de IBM
El "estudio de cine" de la película más pequeña del mundo.

"La punta de la aguja es a la vez nuestros ojos y nuestras manos: percibe los átomos para hacer imágenes del lugar en que se encuentran, y luego se mueve más cerca de los átomos para colocarlos en nuevas posiciones", explicó Andreas Heinrich, del centro de investigación de IBM en California, Estados Unidos.
 "Los átomos permanecen en sus posiciones porque forman enlaces químicos con los átomos de cobre que se encuentran en la superficie que está debajo, y eso nos permite tomar una foto de la distribución de los átomos en cada fotograma del filme". "Entre cada fotograma movemos con cuidado los átomos a una nueva posición, y tomamos otra foto", le dijo Heinrich a la BBC.
Así consiguieron crear los 242 fotogramas de la película. Las dimensiones de cada uno son tan ínfimas, que habría que colocar unos 1.000, uno junto al otro, para alcanzar el grosor de un cabello humano.

 
 La producción requirió el esfuerzo de cuatro científicos, quienes trabajaron 18 horas diarias durante dos semanas.
"(Un Niño y su Átomo) es un disparador para que los niños y otra gente comiencen a hablar e interesarse por las matemáticas, la ciencia y la tecnología"
"Un niño y su átomo" demuestra cuánto ha evolucionado la capacidad de los científicos de manipular la materia a nivel atómico. IBM espera que esto le permita desarrollar una nueva generación de soluciones de almacenamiento de información. De hecho, a comienzos de 2012 investigadores de la empresa habían demostrado cómo podían guardar un bit digital (la más pequeña unidad de información) usando tan solo 12 átomos. Los dispositivos que se utilizan hoy requieren alrededor de un millón de átomos para almacenar esa cantidad de información. Pero aunque suene todo a ciencia dura, Heinrich afirmó que "Un niño y su átomo" es "un disparador para que los niños y otra gente comiencen a hablar e interesarse por las matemáticas, la ciencia y la tecnología". Fuente de la noticia.

El peso del cerebro humano


Bischoff fue uno de los anatomistas de mayor prestigio en Europa en los 1870's. 

Una de sus ocupaciones era el pesar cerebros humanos, y tras años de acumular datos observo que el eso medio del cerebro de un hombre era 1350 gramos, mientras que el  promedio para las mujeres era de 1250 gramos. Durante toda su vida utilizo este hecho para defender ardientemente una supuesta superioridad mental de los hombres sobre las mujeres. Siendo un científico modelo, a su muerte dono su propio cerebro para su colección...

 El correspondiente análisis indicó que pesaba 1245 gramos.

El chófer de Einstein


Se cuenta que en los años 20 cuando Albert Einstein empezaba a ser conocido por su teoría de la relatividad, era con frecuencia solicitado por las universidades para dar conferencias. Dado que no le gustaba conducir y sin embargo el coche le resultaba muy cómodo para sus desplazamientos, contrató los servicios de un chofer.

Después de varios días de viaje, Einstein le comentó al chofer lo aburrido que era repetir lo mismo una y otra vez.

"Si quiere", le dijo el chofer, "le puedo sustituir por una noche. He oído su conferencia tantas veces que la puedo recitar palabra por palabra."   

Einstein le tomó la palabra y antes de llegar al siguiente lugar, intercambiaron sus ropas y Einstein se puso al volante. Llegaron a la sala donde se iba a celebran la conferencia y como ninguno de los académicos presentes conocía a Einstein, no se descubrió el engaño.


El chofer expuso la conferencia que había oído a repetir tantas veces a Einstein. Al final, un profesor en la audiencia le hizo una pregunta. El chofer no tenía ni idea de cual podía ser la respuesta, sin embargo tuvo un golpe de inspiración y le contesto:

 
"La pregunta que me hace es tan sencilla que dejaré que mi chofer, que se encuentra al final de la sala, se la responda".

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo”  (A.Einstein)

30 abril 2013

Órgano que no trabaja...¡desaparece!

Dicen que el ser humano es lo mas perfecto de la creacion, aunque siempre hay alguna cosa que falta... y otras que sobran... Hasta en nuestro cuerpo... Y si no te lo crees... lee atentamente. Son 20 partes del cuerpo humano que no necesitamos, y que están vaya uno a saber por que. Algunas son realmente molestas, otras pasan desapercibidas, pero todas ellas coinciden en algo: sobran en nuestro organismo.
  • Muelas de juicio: Ya no son necesarias para el tipo de alimentos que ingerimos. a no ser que te guste andar mascando ramas por ahi. Solo el 5% de la población cuenta con un juego sano de estos terceros molares. 
  • Musculos extrinsecos del pabellón auricular: Son los músculos que le permiten a algunas personas mover sus orejas, No tienen ninguna otra utilidad que la de parecer raro cuando lo haces.
  • Organo Vomeronasal (o de Jacobson): Un diminuto hoyo a cada lado del tabique nasal que se considera ligado a los quimiorreceptores no funcionales. Podrían ser todo lo que queda de nuestra otrora gran habilidad para detectar feromonas.
  • Costillas del cuello: Un conjunto de costillas cervicales, posiblemente restos de la edad de los reptiles, aún aparece en menos del 1% de la población. A menudo provocan problemas nerviosos y arteriales.
  • Tercer párpado: Un ancestro comun a las aves y los mamíferos podía haber contado con una membrana para proteger el ojo y barrer los residuos hacia el exterior. De el los humanos conservan solo un pequeño pliegue en la esquina interior del ojo. 
  • Punto de Darwin (o tubérculo): Un pequeño punto de piel plegada hacia la parte superior de cada oreja aparece ocasionalmente en los humanos modernos. Podría tratarse de un remanente de una formación más grande que ayudaba a centrarse en los sonidos distantes. 
  • Músculo subclavio: Este pequeño músculo situado bajo el hombro, que va desde la primera costilla hasta la clavícula, podría ser útil si los humanos aún caminasen a cuatro patas. Algunas personas tienen uno, otras no tienen ninguno, y unos pocos tienen dos.
  • Músculo palmar: Este músculo largo y estrecho recorre el codo hasta la muñeca y está ausente en el 11% de los humanos modernos. Una vez pudo ser importante para colgarse y escalar. Los cirujanos lo aprovechan para emplearlo en cirugía reconstructiva.
  • Pezones masculinos: Los conductos lactíferos se forman antes de que la testosterona provoque la diferenciación de sexos en el feto. Los hombres tienen tejido mamario que puede ser estimulado para producir leche.
  • Músculo erector del pelo: Ciertos haces de fibras musculares lisas permiten a los animales erizar su pelaje para mejorar su capacidad de aislamiento o para intimidar a otros animales. Los humanos conservan esta habilidad (la famosa piel de gallina) aunque obviamente han perdido la mayor parte de su pelaje. 
  • Apéndice: Este estrecho tubo muscular unido al intestino grueso, servia como área especial para digerir la celulosa cuando la dieta de los humanos consistía más en proteínas vegetales que en animales. También produce algunos glóbulos blancos. 
  • Vello corporal: Las cejas, evitan que el sudor caiga a los ojos, y el vello facial masculino podría jugar algún papel en la selección sexual, pero aparentemente, la mayor parte del pelo restante en el cuerpo humano no tiene ninguna función. 
  • Músculo plantar: A menudo confundido con un nervio por los estudiantes novatos de medicina, este músculo fue util para otros primates, que lo usaban para agarrar objetos con los pies. Ya ha desaparecido en el 9% de la población humana. 
  • Decimotercera costilla: Nuestros parientes más cercanos, los chimpancés y gorilas, cuentan con un juego extra de costillas. La mayoría de nosotros tenemos 12, pero el 8% de los adultos cuentan con un par de más. 
  • Útero masculino: Los restos de un órgano sexual femenino no desarrollado cuelgan del órgano de la próstata masculina. 
  • Dedos del pie (menos el dedo gordo): El humano utiliza el dedo gordo para equilibrarse. El resto solo sirve para sufrir cuando se los choca contra las patas de alguna silla o alguna esquina. 
  • Vaso deferente femenino: Lo que podría haberse convertido en conductos seminales en los machos, se convierten en paraovarios en las hembras, un grupo de tubos que acaban en vía muerta próximos a los ovarios. 
  • Músculo piramidal: Más del 20% de nosotros carecemos de este diminuto músculo triangular similar a un marsupio que se une al hueso púbico. Podría tratarse de una reliquia de la bolsa de los marsupiales. 
  • Coxis (o coccis): Estas vértebras fusionadas son todo lo que queda del rabo que la mayoría de los mamíferos aún emplean para mantener el equilibrio y para la comunicación. Nuestros ancestros homínidos perdieron la necesidad del rabo cuando comenzaron a caminar erguidos. Sólo sirve para hacernos gritar de dolor cuando nos caemos de culo. 
  • Senos paranasales: Los senos nasales de nuestros primeros ancestros podrían haber estado ligados a los receptores de olor, que les aportaban un elevado sentido del olfato que les ayudaba a sobrevivir. Nadie sabe por qué retenemos estas cavidades asociadas a la mucosidad, salvo quizás para aligerar el peso de la cabeza y calentar y humedecer el aire que respiramos.

29 abril 2013

Una botella como lámpara ecológica gratuita

Uno o dos litros de luz
Una botella de  plástico llena de agua ilumina lo mismo que una bombilla incandescente de 50 vatios
Esta “lámpara ecológica” es el invento creado por el mecánico brasileño Alfredo Moser, un prototipo de botella solar sorprendente que, además de dar luz en zonas sin electricidad, no daña el medio ambiente y concede un segundo uso a los contaminantes envases de plástico.

Este habitante del municipio de Uberaba consiguió que las casas de sus vecinos, muchas de ellas sin ventanas ni electricidad, quedaran iluminadas durante el día. Y todo con una simple botella de plástico. El invento consiste en llenar una botella de dos litros con agua limpia y perforar el techo para colocarla de modo que quede la mitad de ella en el exterior. 

Cuando la luz incide sobre la botella, el agua refleja la luz y proporciona una iluminación equivalente a una bombilla de 50 vatios. El truco se hace más efectivo si se añade cloro o lejía al agua para evitar la aparición de moho, y dura más si se cubre el plástico con una película transparente que le proteja de la exposición solar continua. Lo sorprendente es que, incluso en días nublados o lluviosos, el invento funcionaba.


Si bien uno de los inconvenientes de estas “lámparas solares” es que no funcionan de noche, las ventajas superan con creces este problema: son baratas, no contaminan, son seguras y no requieren de una fuente de alimentación o un mantenimiento costoso. Sólo se recomienda que las botellas sean reemplazadas aproximadamente cada cinco años.

El chileno Miguel Marchand se fijó en la idea de Moser y decidió desarrollarla en una comunidad indígena situada en una zona rural cercana a las montañas de los Andes. Y no fue el único que se fijó en este concepto. El Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) ha dado un paso más y ha perfeccionado la idea con el proyecto A Litter of Light en colaboración con MyShelter Foundation. Esta organización se ha marcado un ambicioso objetivo para 2012: iluminar un millón de hogares en distintas localidades de Filipinas con botellas llenas de agua.

Para saber más. 

Ismael

27 abril 2013

La anécdota del barómetro


El siguiente texto contiene  una anécdota sobre el "método científico" y las diferentes forma de enfocar un problema:

Se dice que era contada por Sir Ernest Rutherford, presidente de la Sociedad Real Británica y Premio Nobel de Química en 1908

Hace algún tiempo recibí una llamada de un colega que me pidió si podría arbitrar en la calificación de una pregunta de examen. Iba dar un cero a un estudiante por su respuesta a una pregunta de física, mientras que el estudiante afirmaba que debería recibir la máxima nota y así se haría si el sistema no se hubiera organizado en contra de los estudiantes: El profesor y el estudiante acordaron acudir a un árbitro imparcial, y me eligieron a mi. 

Acudí al despacho de mi colega y leí la pregunta del examen: "Demuestra como se puede determinar la altura de un edificio alto con la ayuda de un barómetro"

El estudiante había contestado: " Lleva un barómetro a lo alto del edificio, átale una cuerda larga, haz que el barómetro baje hasta la calle. Mide la longitud de cuerda necesaria. La longitud de la cuerda es la altura del edificio"

Hice notar que el estudiante realmente tenía derecho a una buena nota ya que había contestado a la pregunta correctamente. Por otra parte, si se le asignaba una buena nota contribuiría a que recibiese una buena calificación en su curso de física. Se supone que una buena calificación certifica competencia en física, pero la respuesta dada no se correspondía con esto. Sugerí entonces que se le diera al estudiante otra oportunidad para contestar a la pregunta. No me sorprendió que mi colega estuviese de acuerdo, sin embargo si lo hizo el que el alumno también lo estuviera.

Le di al estudiante seis minutos para responder a la pregunta con la advertencia de que la respuesta debía mostrar su conocimiento de la física. Al cabo de cinco minutos, no había escrito nada. Le pregunte si se daba por vencido, pero me contesto que no. Tenía muchas respuestas al problema ; estaba buscando la mejor. Al minuto siguiente escribió corriendo su respuesta que decía lo siguiente:

"Lleva el barómetro a lo alto del edificio y asómate sobre el borde del tejado. Deja caer el barómetro, midiendo el tiempo de caída con un cronómetro. Luego usando la fórmula S=1/2 at2, calcula la altura del edificio.

En este momento le pregunte a mi colega si se daba por vencido. Estuvo de acuerdo y le dio al estudiante la máxima nota.

Al salir del despacho de mi colega recordé que el estudiante había dicho que tenía otras muchas respuestas al problema, así que le pregunte cuales eran. "Oh, si, " dijo el estudiante. "Hay muchas maneras de determinar la altura de un edificio alto con un barómetro. Por ejemplo, coges el barómetro en un día soleado y mides la altura del barómetro, la longitud de su sombra, y la longitud de la sombra del edificio; luego usando una simple proporción, determinas la altura del edificio."

"Excelente, " le respondí. "¿Y las otras?"



"Si, " dijo el estudiante. "Hay un método muy simple que le gustará. En este método se toma el barómetro y se comienza a subir las escaleras. A medida que se van subiendo las escaleras, se marca la longitud del barómetro a lo largo de la pared. Luego se cuenta el número de marcas y esto dará la altura del edificio en unidades barómetro. Un método muy directo."

"Desde luego, si quiere un método más sofisticado, puede atar el barómetro al final de una cuerda, balancearlo como un péndulo; con él determina el valor de "g" a nivel del suelo y en la parte superior del edificio. De la diferencia entre los dos valores de "g" se puede calcular la altura del edificio."


Finalmente, concluyó, "hay muchas otras formas de resolver el problema. Probablemente la mejor," dijo, " es llamar en la portería. Cuando abra el portero, le dices lo siguiente: "Sr. portero, aquí tengo un barómetro excelente. Se lo daré, si me dice la altura de este edificio."

En este momento le pregunté al estudiante si conocía la respuesta convencional a la pregunta. Reconoció que si, dijo que estaba harto de que los profesores del instituto y de la facultad trataran de enseñarle como tenía que pensar, usando el "método científico," y a explorar la lógica profunda de la materia de una manera pedante, como se hace a menudo en matemáticas, en lugar de enseñarle la estructura de la materia. Teniendo esto presente, decidió recuperar el escolasticismo como un asunto académico para desafiar las atemorizadas aulas de América.

23 abril 2013

Extracción de gas por fractura hidráulica

Desde que comenzó la crisis se agudiza el ingenio para aprovechar fuentes de energía nuevas o modificadas a partir de otras.

En los últimos tiempos se ven grafittis con "No a la extracción de gas por fractura", "No a la fractura" en el valle del Duero.

La extracción de gas por fractura, (comúnmente conocida en inglés como hydraulic fracturing o fracking) es una técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo. El procedimiento consiste en la inyección a presión de algún material en el terreno, con el objetivo de ampliar las fracturas existentes en el sustrato rocoso que encierra el gas o el petróleo, y favoreciendo así su salida hacia el exterior. Habitualmente el material inyectado es agua con arena y productos químicos, aunque ocasionalmente se pueden emplear espumas o gases.

Se estima que en 2011 esta técnica estaba presente en aproximadamente el 60% de los pozos de extracción en uso. Debido al aumento del precio de los combustibles fósiles, que ha hecho económicamente rentables estos métodos, se está propagando su empleo en los últimos años, especialmente en USA.

Existe una gran alarma sobre el peligro medioambiental derivado de esta técnica, pues además de un enorme consumo de agua, es habitual que junto con la arena se incluyan multitud de compuestos químicos, cuya finalidad es favorecer la fisuración o incluso la disolución de la roca, y que podrían contaminar tanto el terreno como los acuíferos subterráneos.


 Las inyecciones en el subsuelo para favorecer la extracción de petróleo se remontan hasta 1860, en la costa este norteamericana, empleando por aquel entonces nitroglicerina. En 1930 se empezaron a utilizar ácidos en lugar de materiales explosivos, pero es en 1947 cuando se estudia por primera vez la posibilidad de utilizar agua. Este método empezó a aplicarse industrialmente en 1949 por la empresa Stanolind Oil. Junto con el agua se incluye una cierta cantidad de arena para evitar que las fracturas se cierren al detenerse el bombeo, y también se añade en torno a un 1% de aditivos, compuestos por hasta 500 productos químicos, cuya función es potenciar la efectividad de la fractura. Sin embargo no es hasta el año 2002 cuando se combina el uso de agua tratada con aditivos que reducen la fricción con la perforación horizontal y la fractura en múltiples etapas.

Las principales repercusiones posibles son la emisión a la atmósfera de contaminantes, la contaminación de aguas subterráneas debido a los flujos incontrolados de gas o fluidos causados por erupciones o derrames, la fuga de fluidos de fracturación y el vertido incontrolado de aguas residuales. Los fluidos de fracturación contienen sustancias peligrosas y su reflujo contiene además metales pesados y materiales radiactivos procedentes del depósito.

 

17 abril 2013

La puerta del infierno

En pleno desierto de Karakum (Turkmenistán), cerca de la pequeña aldea de Darvaza, se encuentra un cráter de unos cincuenta metros de diámetro y más de veinte de profundidad, bautizado por los lugareños como “La Puerta del Infierno”. En el interior del pozo, un fuego abrasador arde desde hace décadas, en un incendio que parece no tener fin.

El pozo de Darvaza no es obra de la Naturaleza, sino que se trata del inesperado resultado de una prospección minera soviética llevada a cabo en la década de 1970. Un equipo de geólogos se encontraba perforando el terreno en busca de yacimientos de gas natural, cuando de repente se toparon con una caverna subterránea que provocó el desmoronamiento de la excavación.

 


 

Nadie se atreví­a a descender por el cráter para recuperar el valioso equipo de perforación, debido a la elevada cantidad de gases tóxicos provenientes de su interior; así­ que los geólogos decidieron prenderle fuego a los gases que emanaban del pozo de Darvaza, con el fin de incinerarlos hasta que se consumieran por completo. La idea no resultó muy acertada, ya que los soviéticos subestimaron de forma grosera las dimensiones de la caverna subterránea y su inflamable contenido. Los gases del pozo, que tendrí­an que haberse extinguido supuestamente en cuestión de semanas, siguen encendidos y ardiendo sin cesar desde 1971; es decir, hace casi cuarenta años. Incluso se ignora por completo durante cuántos años más continuarán ardiendo las llamas de La Puerta del Infierno.

 


 

Por las noches, el espectáculo del ardiente pozo de Darvaza es literalmente dantesco: el fuego reluce en toda su magnitud, dándole al pozo un aspecto semejante al de un ardiente cráter volcánico, que sin dudas hace honor al nombre de Puerta del Infierno.


Vídeo:


07 marzo 2013

Genial timelapse panorámico de La Ventana Indiscreta

Jeff Desom diseccionó varios planos de la película de Alfred Hitchcock, La Ventana Indiscreta (Rear Window), uniéndolos en una sola toma panorámica. Todos ellos están filmados desde el mismo ángulo por lo que encajan perfectamente.
Con ello creó este genial timelapse de la mítica película.


05 febrero 2013

¿Cómo se lavan las manos los astronautas en el espacio?

Algo tan simple como lavarse las manos, resulta muy diferente cuando se lleva a cabo en ausencia de gravedad (recordemos que en la Tierra g = 9,8 m/s2 pero en una estación espacial, alejada de cualquier planeta o satélite, g = 0, es decir, no hay atracción, ni caída, ni arriba ni abgajo...).
Los astronautas poseen unas bolsas con una solución de jabón mezclada con agua. De ellas sale un tubo por el que extraen la dosis necesaria. Antes de que la bola/gota de solución comience a elevarse por la falta de gravedad, el astronauta debe atraparla y frotarse las manos con ella.