31 octubre 2016

El problema de Josephus

Problema de Josephus o Flavio Josefo

El problema de Flavio Josefo es un problema teórico que se encuentra en matemática y ciencias de la computación. El nombre hace referencia a Flavio Josefo, un historiador judío que vivió en el siglo I. Según lo que cuenta Josefo, él y 40 soldados camaradas se encontraban atrapados en una cueva, rodeados de romanos. Prefirieron suicidarse antes que ser capturados y decidieron que echarían a suertes quién mataba a quién. Los últimos que quedaron fueron él y otro hombre. Entonces convenció al otro hombre que debían entregarse a los romanos en lugar de matarse entre ellos. Josefo atribuyó su supervivencia a la suerte o a la Providencia. 

El planteamiento general del problema, presupone cualquier número de soldados, n,  y un valor k que indica el salto en cada "asesinato". Por ejemplo, si empieza en el número 1 y k = 3, el primero en desaparecer sería el número 4.

Es un claśico problema que se resuelve en los estudios de Programación en cualquier lenguaje.

La forma general de atacar el problema consiste en saber dónde debe colocarse Josephus para salvarse (caso general, que dependerá del número n de soldados, del valor de k,  del inicio del proceso y de la posición de Josephus).

Si n = 41, k = 3, el resultado final nos dice que Josephus debería ponerse en posicion 31, como puede verse en el siguiente gráfico:

Hy varias versiones  (barca con personas de diferentes religiones...). El juego es bueno para programación y tiene un alto interés y aplicabilidad en el aula

Si quieres ver una simulación interactiva con geogebra,  en la que puedes modificar n y k, visita la siguiente web (de la que he tomado la imagen anterior)

Simulación del problema de Josephus.

Aquí puedes ver otra simulación: visita este enlace.

09 agosto 2016

Vórtices toroidales


Según Wikipedia, un vórtice es un flujo turbulento en rotación espiral con trayectorias de corriente cerradas. Como vórtice puede considerarse cualquier tipo de flujo circular o rotatorio que posee vorticidad. La vorticidad es un concepto matemático usado en dinámica de fluidos que se puede relacionar con la cantidad de circulación o rotación de un fluido. La vorticidad se define como la circulación por unidad de área en un punto del flujo.

El movimiento de un fluido se puede denominar solenoidal si el fluido gira en círculo o en hélice, o de forma general si tiende a rotar en torno a un eje.

Un vórtice toroidal, también llamado un anillo de vórtice, es una región de fluido giratorio en movimiento a través del mismo o diferente de fluido en el que el patrón de flujo adquiere una forma toroidal (rosquilla, donut). El movimiento del fluido es alrededor del eje poloidal o circular de la rosquilla, en un movimiento de torsión de vórtice. Ejemplos de este fenómeno son el anillo de humo de un fumador.
Los  vórtices toroidales fueron analizados matemáticamente por el físico alemán Hermann von Helmholtz , en 1867.

Existen ejemplos extraordinarios y bellos de vórtices toroidales producidos por delfines , ballenas beluga, ballena jorobada, volcanes, bombas de hidrógeno y atómicas...




Técnicas de creatividad

Esta entrada pertenece al MOOC "Diseño de proyectos educativos innovadores con TIC"

He elegido el formato de "catálogo". 

¿Qué es?
 
El catálogo es una técnica de creatividad tanto individual como grupal que contrasta pares de palabras, objetos e ideas.


¿Para qué?
Cada palabra funciona en nuestro cerebro como un estímulo para generar nuevas conexiones neuronales y con ello dar nuevas ideas para resolver un objetivo creativo determinado.


¿Cómo?
1. Se define y se escribe el objetivo creativo
2. Se consulta un catálogo: un libro, revista, diccionario o lo que se desee y se seleccionan al azar dos palabras.
3. Se escriben palabras asociadas con cada una de las dos palabras elegidas.
4. Se combinan al azar las palabras originales, o las asociadas y se relacionan con el objetivo creativo.
5. Se escriben las ideas
6. Se continúa con más pares de palabras si se desea


He elegido dos palabras con importante relación: Fuerzas y Newton. La forma de visualizar la relación ha sido realizada mediante un mapa conceptual:

Clic en la imagen para aumentar.

08 agosto 2016

Traducción en Wikipedia

Este post forma parte del curso Diseño de proyectos educativos innovadores con TIC 

Se trata de una actividad para dicho curso.
Realmente la actividad está muy poco clara y, personalmente, no entiendo que es lo que aporta al aprendizaje.
El fragmento traducido de inglés a español, con el traductir automático es "Historia"
Por cierto, horrible traducción.

Enlace al articulo.

Actividad poco motivadora.

 

05 agosto 2016

Deuteración (no adulteración) de medicinas

La Deuteración consiste en la adición o sustitución de hidrógeno por deuterio en un compuesto químico.

Muchas empresas farmacéuticas están apostando por modificar los átomos de hidrógeno de ciertas drogas usadas como medicamentos, por su isótopo más pesado, el deuterio. Se han probado estas versiones modificadas de ciertos fármacos y se ha observado que ha mejorado su actividad, a parte de reducir los efectos secundarios de su uso.

El hidrógeno natural presenta tres variedades (isótopos):
  • Protio: Electrón + Protón
  • Deuterio: Electrón + Protón + Neutrón.
  • Tritio: Electrón + Protón + 2 Neutrones.
 
 
 Isótopos del Hidrógeno: Protio, Deuterio y Tritio

Quimicamente son casi idénticos. Difieren en los comportamientos asociados a la diferente masa de cada átomo.

Sea cual sea tu enfermedad, si tienes que tomar dos pastillas al día en lugar de una se lo puedes achacar a la depuración metabólica. Antes de que puedan hacer efecto buena parte de las moléculas del fármaco cae presa de la maquinaria de tu cuerpo que trata de descomponerlas. Como resultado una buena proporción de lo que hay en una pastilla termina excretándose antes de que haya tenido oportunidad de actuar. Por ello la necesidad de la segunda pastilla.

En muchos casos la depuración metabólica depende de que se pueda romper un enlace concreto carbono-hidrógeno en la molécula del fármaco. Cambiar unos pocos átomos de hidrógeno por deuterio puede ralentizar el proceso. Con el deuterio, el fármaco dura más.

La nueva técnica presenta problemas en medicina forense a la hora de identificar sustancias por cromatografía de gases-espectrometría de masas.

La deuteración se ha convertido ya en una práctica tan extendida que la oficina estadounidense de patentes ha dejado de admitir moléculas deuteradas para registro. Se estima que, en un futuro no demasiado lejano, la deuteración será una práctica habitual y que aproximadamente entre el 5 y el 10% de los medicamentos comercializados estarán deuterados.

Los medicamentos deuterados están a la vuelta de la esquina y, con ellos, una reducción de las pastillas a tomar diariamente.

 

02 agosto 2016

¿Fractal...? ¡No! Marismas de Doñana, Andalucía

¿Fractal...? ¡No! Marismas de Doñana, Andalucía

Aunque parezca una estructura fractal, no lo es. Se trata de las marismas durante la bajamar, en las que quedan al descubierto los fondos de barro de la bahía.

Se trata de una imagen del Parque de Doñana, de Andalucía, España.

Este post forma parte de la entrada en WikiMedia Commons.

 

20 julio 2016

Parque natural "Hoces del Duratón"

El presente artículo forma parte del trabajo del curso "Diseño de proyectos educativos innovadores con TIC"  

Parque Natural de las Hoces del Duratón

Situado en la provincia de Segovia, Castilla y León, España. 

 Meandros naturales

Monasterio de la Hoz


El Parque Natural de las Hoces del río Duratón está situado en el noreste de Segovia, aguas abajo de la villa de Sepúlveda. En esta zona el río se ha encajado en un profundo cañon, que en algunos lugares alcanza más de 100 metros de desnivel. Al interés y belleza del paisaje hay que añadir la gran riqueza arqueológica e histórica que encierra en su interior esta garganta.

 Ermita de San Frutos
 
En los altos farallones rocosos que culminan las hoces anidan casi 250 parejas de buitres leonados, acompañados de un buen número de alimoches, águilas reales y Halcones peregrinos.


Los valores naturales de la zona se ven sazonados, además, mediante el valor añadido, tanto en el plano histórico como artístico, de la ermita románica de San Frutos, la cuevas con grabados de la Edad del Bronce y el conjunto arquitectóico de Sepúlveda. En esta última localidad es obligado probar sus deliciosos asados
 




La ermita de San Frutos

El más sencillo recorrido a pie por las Hoces del Duratón se inicia en la explanada de tierra en la que termina el camino de Villaseca. Desde allí hay que encaminarse en dirección al espolón rocoso, rodeado de precipicios, sobre el que se alza la ermita de San Frutos. Tras cruzar por un puente de piedra una profunda grieta, llamada La Cuchillada, se asciende al antiguo cenobio benedictino. Después de contemplar esta construcción romántica del siglo XII se puede continuar hacia su cercano cementerio, en el que se conservan varias tumbas antropomórficas altomedievales. A la izquierda del mismo nace una rústica escalera tallada en la roca que seguramente serviría a los primitivos ermitaños para bajar hasta un río que, en la actualidad, está regulado por el pequeño embalse de Burgomillodo.
Vegetación

En el espacio se pueden diferenciar cuatro áreas:
  • La paramera, en la zona superior, con suelo calizo, seco y pobre, cuya vegetación climácica la constituyen bosques abiertos de sabina albar y enebros, actualmente bastante degradados por la acción humana y sustituidos en muchas zonas por tomillares y aulagares que configuran una pseudoestepa.
  • También en la zona superior, en el cuadrante suroccidental del Parque, las calizas han sido cubiertas por arenas de origen eólico; sobre estas arenas se asientan pinares de repoblación de pino resinero.
  • Los cortados con comunidades rupícolas de gran originalidad (las sedas, el ombligo de Venus, incluso algunos endemismos ibéricos: Biscutella valentina, Dianthus pungens, Campanula hispanica).
  • El fondo del valle caracterizado por restos de bosque de ribera: sauces, fresnos, álamos, olmos y alisos, choperas cultivadas y todos los matorrales característicos de la orla espinosa del bosque.
Fauna

Destaca el buitre leonado que tiene en este paraje una importante colonia reproductora. En los cortados también se instalan para criar alimoche, halcón peregrino, cernícalo vulgar, águila real y búho real, entre otros, así como importantes colonias de grajilla y chova piquirroja. Entre las rapaces forestales destacan águila calzada, azor, ratonero, milano negro y real y alcotán, y entre los paseriformes distintas especies de aviones, lavanderas, ruiseñores, collalbas, roqueros, currucas, herrerillos, carboneros, alcaudones y escribanos. La paramera mantiene una interesante comunidad de paseriformes en la que destaca la alondra de Dupont. Como mamíferos se pueden señalar tejón, garduña, comadreja, zorro, liebre y conejo, con alguna observación aislada de nutria, además de numerosos micromamíferos y murciélagos. Lagarto ocelado, lagartija colilarga, culebra bastarda, culebra de escalera y culebra viperina, por un lado, y rana común, sapo partero y sapo común.
Geomorfología

Al N de las crestas de Somosierra, en el triángulo formado por las localidades de Sepúlveda y Cantalejo como base y el Embalse de Burgomillodo como vértice, los materiales paleozoicos se hallan cubiertos por mantos mesozoicos de facies carbonática, generalmente dolomías, de aspecto oqueroso y colores ocres, en las cuales se ha implantado el Karst del Cañón del Duratón. La estructura general del Espacio está definida por un sistema de pliegues en rodilla separados por suaves sinclinales. Sobre esa superficie de acumulación caliza se va a instalar el río Duratón y su red de afluentes (Caslilla y San Juan) decapitándola y originando la Hoz del Duratón que describe un curso meandriforme, emplazada en los terrenos duros de las calizas y dolomías cretácicas, sus escarpes pueden superar los 100 m. de desnivel. El Suroeste del Parque, se halla recubierto por arenas recientes cuyo carácter eólico queda definido por su granulometría y por presentar una morfología en dunas, orientadas según los vientos dominantes del NW.
Paisaje

El río Duratón a partir de Sepúlveda y hasta el embalse de Burgomillodo ha formado unas hoces de fondo plano y escarpes calizos que pueden llegar a alcanzar los 100 m. de altura, donde el colorido ocre de las rocas contrasta con la cinta verde de la vegetación ribereña.

19 julio 2016

Los calzoncillos de Moebius

Todo el mundo conoce la "Cinta de Moebius", superficie de dos dimensiones no orientable con solamente un lado.

Pero esta no fue la única superficie de dos dimensiones con un solo lado, descubierta por Moebius.

También descubrió otra superficie, con una curiosa forma, llamada "calzoncillo de Moebius"

 Como es de suponer, sólo tiene una lado o cara (como diría un castizo, da igual dárselo la vuelta ;)

Si deseas construirte este "modelito", aquí tienes las instrucciones

Para saber más de objetos de Moebius, clic en este enlace

 


 

Número de Avogadro y homeopatía

El físico italiano Amadeo Avogadro vivió en una época (finales del siglo XVIII y primera mitad en del XIX) en el que se asentaron algunos de los pilares fundamentales de muchas ciencias tal y como las conocemos hoy. Su papel en la química y la física fue fundamental. Él mismo participó en su desarrollo, proponiendo la que pasó a la historia como la ley de Avogadro, que establecía que dos volúmenes iguales de dos gases distintos a la misma temperatura y la misma presión debían tener el mismo número de partículas.

Pero su nombre ha pasado a la historia no tanto por esta hipótesis como por el llamado número de Avogadro, que sirve para medir cuánta sustancia tiene un mol y equivale a 6,022x10^23, o lo que es lo mismo (redondeando), 602.200.000.000.000.000.000.000. ¡Casi nada!


O, lo que es lo mismo: 6,023x10^23
 
En número de Avogadro está relacionado también con otra cuestión no científica: la homeopatía. De hecho, es uno de los conceptos que se utilizan para desmontar la supuesta eficacia de esta pseudociencia.

La homeopatía basa sus productos en la dilución de los principios activos siguiendo la escala C: una disolución 2C significa que una parte del principio activo se ha disuelto en 99 partes de disolvente, y una parte del resultado ha sido de nuevo disuelta en 99 partes de disolvente. El resultado es que hay una parte de la sustancia original por cada 10.000 (10^4) partes de solución. Si esto ya es poco, tengan en cuenta que la homeopatía defiende soluciones de hasta 30C, donde hay 1 parte de principio activo por cada 10^60 partes de solución.

Aquí es donde entra el número de Avogadro, que indica con cuántas moléculas partimos exactamente y cuántas van quedando tras cada dilución: si un mol de sal tiene 6,023x10^23 moléculas, una dilución de 1024 hace que el resultado ya no tenga ni rastro de la sal original. Si la dilución es de 1060… ¡Ni una sola molécula del supuesto principio activo se encuentra en el producto final!


Para saber más de Avogadro y hoeopatía, clic en el enlace.

18 julio 2016

Arte, matemáticas y turbulencias

"Cuando me encuentre a Dios, le haré dos preguntas: ¿Por qué la relatividad? y ¿por qué la turbulencia?
(Heisenberg)

Un estudio del CSIC demuestra que algunos cuadros de Vincent Van Gogh de sus épocas de mayor agitación psicótica plasman con precisión la teoría física de la turbulencia de los fluidos y reproducen las leyes que describió el físico y matemático ruso Andrei Kolmogorov en 1941. 

Definición de turbulencia:

Movimiento desordenado de un fluido en el cual las moléculas, en vez de seguir trayectorias paralelas, describen trayectorias sinuosas y forman torbellinos.
  Estado de agitación en que se encuentra un fluido.
 

Esta investigación del CSIC, a la que se hace referencia en un artículo de 'Nature' por el antiguo editor de la revista Philip Ball, desvela que las obras "La noche estrellada", "Camino con ciprés y estrella" y "Campo de trigo con cuervos" reproducen las leyes observadas en los fluidos turbulentos que describió Kolmogorov. 

En el trabajo, se analizaron las fluctuaciones del campo de luminancias de los óleos del pintor como si fueran fluctuaciones del campo de velocidades de un fluido turbulento, por lo que los cambios de luminancia se asocian a los cambios de la temperatura virtual en el cuadro. 

Las diferencias de temperatura sugieren movimientos convectivos en un fluido que pueden conducir al régimen turbulento. 


Los investigadores digitalizaron distintas pinturas del pintor holandés y calcularon la probabilidad de que dos píxeles a cierta distancia tuvieran el mismo brillo o luminiscencia. Tras el análisis, confirmaron que varios trabajos de Van Gogh demuestran el escalamiento de Kolmogorov en la probabilidad de distribución de la luminiscencia.

13 julio 2016

Motivación en el aula

Es ciertamente muy lógico que la base del aprendizaje sean las ganas de aprender cosas nuevas. Y, en ocasiones, ser capaz de motivar a los alumnos debe implicar repensar la forma de dar clase.


 


Quizá en un principio puede sonar un poco abrumador, y quizá no sabes muy bien por dónde empezar a cambiar las cosas. 

Así ven ellos la educación que les impartimos:




Aquí tienes 10 estrategias que esperamos puedan orientarte en esta aventura. ¡Toma nota!:

  1. Refuérzalos positivamente: Les será muy difícil creer en ellos mismos si no lo haces tú antes, por lo que además debes demostrárselo con cierta frecuencia. Recuerda que son ellos el centro de su aprendizaje, ¡dales el protagonismo que se merecen!
  2. Utiliza diferentes metodologías: Ya que no todos los estudiantes responden de la misma forma, es importante ir mezclando la forma de trabajar para que todos puedan disfrutar con aquello que más les gusta. Actividades individuales, en equipo, investigaciones, juegos… ¡el límite lo pone tu imaginación!
  3. Da feedback a tus alumnos: Es muy importante que les expliques dónde se han equivocado y cómo pueden mejorar para la siguiente ocasión, o pueden sentirse perdidos y perder la motivación pronto.
  4. No tengas miedo a innovar: Aprovecha la fascinación de los más pequeños por las nuevas tecnologías y prueba diferentes herramientas TIC en tus clases, adaptándolas a sus necesidades y al tema a tratar.
  5. Sé creativo en el uso del espacio: Cambia el escenario de vez en cuando, utilizando los diferentes espacios de la escuela o del entorno (patio, parque, biblioteca…) o cambiando de orden el mobiliario pueden ser geniales ideas para hacer las clases diferentes.
  6. Marca objetivos alcanzables: Los retos que plantees deben de ser lo suficientemente difíciles como para que requieran un esfuerzo importante (¿conoces el término de ‘zona de confort’?),  pero lo suficientemente realistas como para que no acaben siempre en frustración.
  7. Utiliza sus vivencias como recurso educativo: Relacionar los contenidos con la experiencia de tus estudiantes les permitirá ver la utilidad de lo que están aprendiendo, y les será mucho más sencillo retener los conocimientos sobre ello.
  8. Sé cercano y atento: Trata a cada estudiante de forma personalizada, intentando dedicarles tiempo exclusivo para hablar con ellos sobre temas académicos o extraescolares.
  9. Ayúdales a superar la frustración: Tus estudiantes necesitan apoyo para reconocer y superar la ansiedad y frustración. Por tu parte, analiza y estudia sus diferentes capacidades y adapta las tareas a ellas.
  10. Haz de la curiosidad tu mejor herramienta: ¿Habías pensado alguna vez en empezar todas tus clases con una pregunta que llame la atención de tus estudiantes? Ésta es una forma de despertar su curiosidad por el tema, pero seguro que puedes encontrar otras muchas adaptadas a sus preferencias y características.
Algunos recursos que no te puedes perder


  • Toda una responsabilidad: Un genial artículo de Santiago Moll, como ya nos tiene acostumbrados. Una reflexión desde la propia experiencia, y que seguro que te será de gran utilidad.
  • Consejos para practicar cada día: Algunas ideas que puedes poner en práctica desde hoy mismo y que seguramente marcarán la diferencia en tu aula. ¡Toma nota!
  • ¡Enséñales a motivarse!: ¿Qué es estar motivado?, ¿por qué unos alumnos están motivados y otros no?, ¿qué responsabilidad tenemos los profesores? En este artículo se responden a éstas y otras muchas preguntas.


    MOOC "Diseño de proyectos educativos innovadores con TIC "

    En este verano caluroso, al inicio de las bien ganadas vacaciones, inicio el curso "Diseño de proyectos educativos innovadores con TIC"

    Se trata de un curso en formato MOOC que busca el cambio en el sistema educativo del día a día dentro del aula.

    Espero obtener buen rendimiento.

    22 mayo 2016

    Espirógrafo: Cicloide, trocoide, hipotrocoide y epitrocoide

    Esta entrada participa en la edición 7.4 del Carnaval de Matemáticas cuyo blog anfitrión es  ::ZTFNews 


    Cuando yo era niño me gustaba un tipo de dibujos a base de lineas que recorrían dando vueltas a un círculo central. Cuando fui más mayor tuve que sufrir para ser capaz de construir alguna de estas curvas en clase de dibujo. Con el tiempo, apareció en el mercado una especie de juguete llamado espirógrafo.

    Espirógrafo:
     
    Consta de un serie de ruedas de diferentes tamaños con diferentes orificios para el lápiz o bolígrafo, situados a distinta distancia del centro. Tiene también una serie de aros dentados de diferentes tamaños. Para dibujar una figura se deja fijo el marco exterior y se hace girar, con el lápìz en un agujero, uno de los círculos dentados por el interior del círculo dentado fijo (hipotricoide). Si el círculo móvil gira por fuera del fijo, hablamos de epitricoide. Lo que estoy describiendo es lo que podemos ver en la foto. Seguro que lo conoces...


    Los dibujos que se obtienen se llaman espirogramas. Actualmente, los espirogramas se pueden dibujar con un ordenador, sin ninguna dificultad. Existen muchas aplicaciones que permiten crear verdaderas obras de arte geométricas. Algunas de las curvas que se pueden crear son:

    Cicloide:

    La cicloide es un tipo de curva que se construye haciendo girar un círculo sobre una recta y colocando el lápiz en el extremo del radio del circulo que gira. En Física, un cicloide es la trayectoria que describe un punto de la periferia de una rueda que gira desplazándose:




    Es muy curioso, pero la forma (no el tamaño) de la cicloide no depende del tamaño del círculo giratorio. El aspecto de la curva siempre es el de la imagen, independientemente del tamaño de la rueda.


    Trocoide:


    La forma de construirla es diferente a la cicloide. En este caso: un círculo de radio b se hace rodar, sin que resbale, sobre una linea recta. El punto que se emplea para trazar el gráfico, no se encuentra en el borde del círculo sino a una distancia c, diferente de b (c, del centro:

     
    Si el punto elegido para trazar lo situamos fuera del círculo (c>b), se obtiene:


     

    Hipotrocoide:

    Es la curva que se traza desde un punto situado a una distancia c del centro de un círculo móvil de radio b que rueda, sin resbalar, dentro de un círculo de radio más grande, a, fijo.



     

    Epitricoide:

    Curva que traza un punto situado a una distancia c del centro de radio b que gira, sin resbalar, por fuera de un círculo de radio a:




    Este tipo de curvas pertenecen al llamado campo de las curvas paramétricas del cálculo integral.

    El espirógrafo puede ser de muchas formas, incluso puede aprovechar la tecnología láser:

     


     
      
    Y en el mar tambíen existen espirógrafos (marinos): 

       
    Si viste la película de "Avatar"... pudiste ver algún espirógrafo entre la vegetación...


    Para saber más:    

    Si quieres ver figuras de espirogramas realmente bellos, aqui tienes una galería con varias docenas.  

    Más espirogramas.  

    Otra galería de espirogramas.

    Curvas paramétricas  

    Construye y descarga tus espirogramas.  


    Ismael

    14 mayo 2016

    Naturaleza, números y geometría

    “El arte y la arquitectura han hecho uso desde antiguo de muchas propiedades de la geometría y las matemáticas: basta con observar la refinada aplicación de las propiedades que llevaban a cabo los arquitectos del Antiguo Egipto, Grecia y Roma o los artistas del Renacimiento como Miguel Angel, Da Vinci o Rafael.  (Cristóbal Villa)

    En la naturaleza puede ser observados un gran conjunto de bellas formas geométricas. Las Matemáticas han encontrado la forma de expresar con símbolos la belleza de estas formas.
    Y no sólo las Matemáticas, también el vídeo.
    En este breve vídeo puedes ver la enorme belleza de formas de la Naturaleza, procesadas por ordenador. 
     


    Fondo musical “Often a bird” del músico y compositor belga Wim Mertens.

    Aquí puedes ver imágenes del proceso de diseño del vídeo. 

    28 marzo 2016

    Carta a un político (II)


    Carta de Mauricio José Schwarz dirigida a los políticos sobre lo que representa la ciencia y lo importante que es para que lo tengan en cuenta la próxima vez que tengan que tomar una decisión sobre esta.

    Esta carta fue publicada en 2010, pero parece q las cosas no son muy diferentes en 2016

    Estimado político,

    Me dirijo a usted en su calidad de persona que toma decisiones de gobierno para su país y para sus habitantes.

    A efectos de esta carta, da igual si ganó unas elecciones democráticas u obtuvo su puesto mediante alguna irregularidad electoral, por herencia, golpe de estado o cualquier otro procedimiento. También da igual si es o dice ser de derecha o de izquierda, o si alimenta la fantasía del "centro" ideológico; si es hombre o mujer, heterosexual, homosexual, bisexual, polisexual o asexuado. Resulta irrelevante también si actúa buscando beneficiar a sus conciudadanos o simplemente pretende su beneficio personal. Y no tiene ninguna importancia si usted es honrado o pillastre, o si trabaja de presidente, primer ministro, presidente de gobierno, caudillo, premier, diputado, senador, gobernador, presidente de provincia o comunidad autónoma, asambleísta, congresista, presidente municipal, edil, concejal, o en cualquier otra posición de responsabilidad en la toma de decisiones.

    Sólo quiero que mire bien lo que hay a su alrededor, que a veces lo obvio se nos pasa de noche, y lo evalúe cuando deba tomar decisiones en el futuro, sobre todo si implican ciertas palabras extrañas, desusadas o en apariencia poco relevantes en la vida diaria. Que valore que aunque las palabras suenen ajenas, los conceptos que transmiten no lo son.

    Piense usted en lo que ocurre en la mañana, cuando se levanta. Seguramente tiene usted un lecho limpio y razonablemente cómodo, sea modesto u opulento. La gran mayoría de los dirigentes a lo largo de toda la historia de la humanidad han dormido en condiciones mucho menos deseables que las suyas, acompañados de chinches, pulgas y piojos, ya en el catre de Alejandro Magno, en las mullidas camas de plumón de ganso de Enrique VIII o en el lecho presidencial de Abraham Lincoln.

    Como hemos descubierto que estos parásitos no sólo son repugnantes y nos causan picores, sino que transmiten graves enfermedades, los hemos expulsado de nuestros dormitorios. La pulga fue responsable de la peste negra que acabó con entre 1/3 y 1/2 de la población europea en el siglo XIV. Los piojos transmiten enfermedades microbianas y nos pueden inocular desagradables gusanos parásitos. Las chinches provocan poco estéticas erupciones de la piel y graves infecciones.

    Por eso se limpia su casa, se airea la ropa de cama y se lava con jabones y detergentes que alejan a los parásitos. Por eso usted se baña, quizás diariamente. Y por eso está libre de muchas enfermedades... y de picores incómodos.

    Todo esto lo descubrieron los científicos, haciendo una cosa que se llama ciencia en variedades tan raras como la entomología,la epidemiología, la microbiología y otras palabras así.

    Usted se asea, se viste y desayuna. Quizás no sabe que las máquinas que han tejido la tela de su ropa están estrechamente relacionadas con la informática: los sistemas automatizados que se empezaron a usar para obtener tejidos complejos son ancestros de los que se utilizan para programar su teléfono móvil o celular, su ordenador o computadora, y el ordenador o computadora que se usa para controlar sus vuelos en avión y garantizarle todos y cada uno de los despegues, recorridos y aterrizajes de los que ha disfrutado en su vida.

    Todos estos dispositivos están construidos sobre principios científicos de nombres como cibernética, robótica, microelectrónica, mecánica de fluidos, aerodinámica, etc. Cuando esos principios se ponen en práctica mediante la ingeniería, hablamos de tecnología. Sin ciencia no hay tecnología... ni sus beneficios.

    Lo que usted desayuna no es menos importante. Usted confía razonablemente que sus alimentos no transmiten enfermedades y no tienen sustancias nocivas, además de que puede ver que son económicamente accesibles debido a que existe la agricultura tecnológica y disciplinas como la botánica y la zoología, gracias a que sabemos algo sobre la composición química y el funcionamiento de los seres vivos, su desarrollo, sus relaciones (ecológicas, imagínese) con otros seres vivos, su fisiología y su genética y demás. Y utilizamos eso para producir, transportar y comercializar los productos, y también para analizarlos y certificar que son aptos para el consumo humano. Cuando usted se come un plato de huevos con tocino (o bacon, o panceta) y un vaso de leche, tiene una seguridad razonable de que no se está alimentando con un mortal cóctel de salmonela y triquina aligerado con un vaso de fiebre aftosa.

    Todo eso es ciencia, pero con palabras cotidianas: cama, camisa, huevos con tocino, leche, avión, viaje. La ciencia es un sistema probado para obtener conocimientos fiables, un sistema al alcance de todos. Bástele saber eso: funciona, es fiable, no es secreta, conviene.

    Seguramente ha tenido problemas de salud, pero sabe que usted y los suyos tienen probabilidades de vivir hasta bien pasados los 70 años. Esto le puede parecer natural, pero no lo era en el pasado. En el siglo XVIII, que no es precisamente la prehistoria, la expectativa de vida era de 35 años. Y no porque todos murieran a los 35, claro, sino por la gran mortalidad infantil, tanta que si usted no es demasiado joven recordará cuando se decía que alguien había tenido tantos hijos y "le habían vivido" tantos. Y luego vivir más de 50 años era igualmente poco frecuente. A los 70 llegaban muy, muy pocos.

    Esto se debe a que hoy existen conceptos y productos que no había en el siglo XVIII: asepsia, vacunas, antibióticos, anestésicos, analgésicos, conocimientos de nutrición, etc. Todas esas cosas logradas mediante investigaciones científicas, corroboradas y perfeccionadas continuamente.

    Seguramente le han dicho que ciertas "medicinas" antiguas curan ciertas afecciones. No deja de ser raro que no las curaran antes, y que fuera necesario que se desarrollara la medicina basada en evidencias, ésa que llamamos "medicina científica", para curarlas. La viruela era tan común en China como en la India y en Europa, por más yerbas y agujas que usaran, hasta que la medicina científica enfrentó el problema. Hoy no tenemos miedo a la viruela, la erradicamos en 1977 gracias a la ciencia, a cosas como la virología, la inmunología, la bioquímica y otras disciplinas de nombres raros.

    Pero tampoco curaban -ni curan- las enfermedades que la medicina científica aún no sabe curar. Por ello, como sociedad --y como individuos-- es más inteligente apostar por la muy joven y muy exitosa medicina científica, que avanza todos los días y que puede demostrar sus logros durante los últimos 150 años, para llegar a curar esas enfermedades que hoy aún son un azote, y no por quienes no han conseguido ningún logro relevante durante siglos o milenios.

    De hecho, si usted sufre en el gobierno problemas como "el envejecimiento de la población", es porque los seres humanos de la era científica viven más años y con mejor calidad que los de tiempos y lugares no científicos. Y eso lo goza usted, probablemente con de válvulas cardiacas nuevas, insulina para la diabetes, alguna cadera nueva, un antihipertensivo que le alarga la vida a su corazón y quizá hasta una coqueta liposucción.

    Todo eso es ciencia.

    Le daré un solo ejemplo más para no agobiarlo con detalles abigarrados: Todo.

    Todo lo que usted tiene, vive y disfruta, es resultado de la ciencia. Las edificaciones de su vivienda, oficinas y demás no se caen porque han sido construidos sabiendo científicamente la resistencia y capacidad de los materiales de construcción que vemos funcionar bien día a día, todos los días. Su automóvil. La gasolina que lo mueve. Sus teléfonos. Sus gafas (hijas de los estudios de óptica de Newton). La celdilla fotoeléctrica que impide que el ascensor o elevador se le cierre en las narices (gracias a un principio descubierto por Einstein). El ascensor. La luz del ascensor. Radio y televisión. Bolígrafos e instrumentos de acero. Papel y gomina para el pelo. Latas de anchoas y el láser de su lector de DVD o el que se usó para alinear el túnel del metro (ese láser que decían que no servía para nada). Su reloj y su GPS. La cinta adhesiva y los caramelos para el aliento. La cámara de fotos o de vídeo con que inmortaliza a su familia. Todo, todo es resultado de la ciencia y nada de la pseudociencia, la superstición o la falta de recursos para avanzar. Todo se ha logrado gracias a que algunos seres humanos especialmente curiosos se dedican a averiguar cómo funcionan las cosas, qué leyes las rigen y cómo podemos usarlas y mejorarlas en nuestro beneficio. En el de usted, principalmente.

    Porque, verá usted, hay un problema.

    Algunas veces parece que los logros y conocimientos de la ciencia son tan abrumadores que ya lo sabemos todo. (Paradójicamente, hay vendedores de miedo al conocimiento y de cierta visión pastoril y ñoña de un pasado que nunca existió, que dicen que la ciencia no sabe nada.)

    Pues no, no lo sabemos todo. Ni mucho menos. Sabemos muchas, muchísimas cosas, más cada día... pero son muy poco comparadas con todo lo que nos queda por saber. La ciencia tiene esa peculiar característica: cuando responde una pregunta provoca muchas otras. Como si al conseguir abrir una puerta entráramos a una habitación donde hay otras veinte o más puertas que hay que abrir, con distintas cerraduras, cada una más compleja que la otra.

    Para vivir mejor, para que sus conciudadanos vivan mejor, qué caramba, para que usted y sus hijos y sus nietos vivan mejor, más tiempo, con menos incomodidad, más felices y tranquilos, la ciencia debe seguir desarrollándose, aprendiendo, planteándose preguntas difíciles. Esto necesita no sólo investigación, sino recursos y voluntad para formar científicos, para que más jóvenes estudien carreras científicas en mejores condiciones, con mejores profesores y laboratorios, para que los medios informen de modo correcto sobre qué es la ciencia, y para que florezcan disciplinas con nombres que nos pueden sonar raros pero que significan camas, ropa, jabón, teléfonos, caderas, desayunos y películas 3D en DVD.

    Entiendo que es muy seductora la idea de complacer a sus electores otorgando financiamiento público a prácticas supuestamente curativas (digamos, por decir, la homeopatía o la acupuntura) que nadie ha demostrado que funcionen y que además contravienen cuanto sabemos (cosas que funcionan y se llaman química, fisiología, física y así). La gente las quiere, y usted sabe que si uno les da lo que quieren, votan por uno, lo cual no está del todo mal. Igualmente es seductor prohibir cosas que unos señores muy escandalosos aseguran que son dañinas y peligrosas (digamos, por decir, los teléfonos móviles o las vacunas) para que voten por nosotros o al menos nos aplaudan mucho y dejen de estar molestando, lo que siempre es agradable. Pero esa seducción tiene su precio.

    Los escasos recursos del estado (y no importa si su país es pequeño y pobre o grande y económicamente poderoso, los recursos del estado siempre son escasos) que se desvíen de la ciencia hacia otras actividades más cercanas a la magia acaban redundando en perjuicio de todos, especialmente de usted mismo y de su cómoda supervivencia futura. No apoyar a Jonas Salk en 1955 durante la epidemia de poliomielitis de Estados Unidos, por ejemplo, podría haber significado que sus hijos (los de usted, no los de Salk) hubieran sufrido la enfermedad. O usted mismo. Y entonces la cama, el desayuno, el vuelo y el trabajo de toma de decisiones de gobierno sería bastante menos amable. Sin piernas, imagínese. O conectado de por vida a un respirador. O muerto, que no es una buena situación para disfrutar de la vida como es debido.

    La ciencia es fundamental y promover su desarrollo, su conocimiento, su presencia y su reconocimiento, es tema de la más elemental justicia. No debe dejarse sólo en manos de la libre empresa (que usted, sea de izquierda o de derecha, me da igual, sabe que no es muy de fiar), sino que debe ser parte de cualquier política de gobierno a cualquier nivel. Lo contrario, desproteger a la ciencia o, peor aún, promover la anticiencia, la charlatanería, la brujería, el esoterismo y la superstición, es una injusticia para toda la sociedad y, sobre todo, para usted.

    Y no me refiero sólo a la justicia básica que implica el que su pueblo (pobre o rico) reciba información real y no engaños. Ni a la justicia que implica el no premiar a embusteros sino a la gente que en realidad trabaja. Se trata de la justicia de no privarlos a usted y los suyos de lo que puede ofrecer la ciencia: triunfos aún mayores contra el cáncer (que ya mata muchas menos personas que en el pasado), contra la diabetes, contra el Alzheimer, contra la caries... viajes turísticos al espacio, mejores consolas de juegos, televisión en tres dimensiones. Todo lo que nos da el conocimiento ante la ausencia de aportaciones (salvo endulzarnos la oreja) que ofrece la superstición.

    Hágase justicia, pues, señor político. La ciencia es fundamental y hacerla crecer entre toda la sociedad es benéfico, redituable y de gran importancia para tener una existencia mejor. Sí, para todos nosotros, para sus electores, súbditos, ciudadanos, vasallos o compatriotas, sí. Pero sobre todo para usted.

    La próxima vez que tenga que tomar decisiones sobre ciencia, piense en su lecho, su ropa, sus vuelos, su teléfono, su ascensor, sus gafas, sus hijos vivos y sanos. Nada más.

    Atentamente,
    Mauricio-José Schwarz